Las instalaciones eléctricas de establecimientos y locales de pública concurrencia requieren un proyecto realizado por un ingeniero con el fin de garantizar el buen funcionamiento de la instalación y la seguridad de usuarios y trabajadores.

Las funciones más normales del ingeniero son:

  • Cálculo de la instalación
  • Redacción del proyecto
  • Dirección de obra
  • Legalización de la instalación

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies